Leptospirosis en perros: síntomas y tratamiento.

Las enfermedades infecciosas son especialmente peligrosas para humanos y animales. La leptospirosis en perros es bastante común, sus síntomas generalmente aparecen en forma aguda y el tratamiento debe iniciarse de inmediato. De lo contrario, las consecuencias pueden ser tristes. Por esta razón, los dueños de mascotas deben ser conscientes de los peligros de esta enfermedad, qué medidas tomar cuando se detecta y cómo prevenir la infección.

Etiología de la leptospirosis

El agente causante de la enfermedad son las bacterias leptospira, que son un tipo de espiroqueta. En total, se encontraron varias especies de estos microorganismos en la naturaleza, pero los perros son susceptibles a la infección por dos especies: L. Icterohaemorrhagiae y L. Canicolau. La forma espiral de bacterias y su pequeño tamaño contribuyen a la rápida propagación del cuerpo en caso de infección.

Las condiciones desfavorables para la cría de leptospira son frías, por lo que es imposible infectarse en la temporada de frío. En el resto del período hay un gran riesgo. Dado que las bacterias se sienten cómodas en un ambiente húmedo y cálido, conllevan el mayor peligro en los meses de verano, especialmente cuando están cerca de cuerpos de agua.

Leptospira no puede ingresar al cuerpo de un animal a través de la piel, sino que ingresa fácilmente al torrente sanguíneo a través del microtrauma, así como a la membrana mucosa de la cavidad oral, el tracto respiratorio y el tracto gastrointestinal, los genitales. A través del sistema linfático, las bacterias ingresan al torrente sanguíneo y se extienden por todo el sistema circulatorio, y luego afectan los órganos internos: hígado, riñones, bazo, pulmones. Cuando los microorganismos liberan productos de desecho, comienza la intoxicación del cuerpo, lo que conduce a la manifestación de síntomas.

El período de incubación es de 3 a 30 días. Un animal enfermo comienza a aislar bacterias después de 5-7 días. La selección de organismos nocivos puede continuar incluso después de un tratamiento exitoso durante varios meses e incluso años.

¿Cómo y dónde puede infectarse un perro?

La infección por leptospirosis puede ocurrir de las siguientes maneras:

  1. En contacto con un animal enfermo.
  2. A través de alimentos, agua, utensilios, artículos para el hogar.
  3. Al nadar en un estanque infectado con bacterias.
  4. A través de las picaduras de garrapatas y otros insectos chupadores de sangre.
  5. Al comer cadáveres de animales, especialmente pequeños roedores, que actúan como un reservorio vivo para la propagación de la infección.
  6. A través de la placenta de la madre al cachorro, así como a través de la leche durante la lactancia.

Cuando los animales se mantienen abarrotados, aumenta el riesgo de propagación rápida de la infección. Los estanques con agua estancada, así como los charcos de los bosques, son especialmente peligrosos para los perros, ya que las bacterias pueden vivir 200-220 días en el medio ambiente acuático. Es aconsejable excluir el baño y el agua potable de los animales de tales fuentes para prevenir la infección.

¿La leptospirosis es peligrosa para los humanos?

Leptospira es peligroso no solo para los animales, sino también para los humanos. En este sentido, al detectar signos de leptospirosis en un perro, una persona debe seguir las medidas de seguridad:

  1. Al cuidar a un animal enfermo, es necesario usar equipo de protección, por ejemplo, guantes.
  2. Restrinja y mantenga el lugar de la mascota en perfecta limpieza.
  3. Limite el contacto con un animal enfermo.

Las bacterias del cuerpo de un animal se excretan junto con la saliva, las heces y la sangre. Es importante excluir su contacto con la piel si hay lesiones (cortes, contusiones, heridas). Con la forma avanzada de la enfermedad, el veterinario puede recomendar la eutanasia.

Síntomas de leptospirosis en perros

Cuando la leptospira ingresa al cuerpo, el sistema circulatorio, el tracto gastrointestinal y el sistema respiratorio se dañan, se desarrolla insuficiencia renal y hepática, y se altera el corazón y el sistema nervioso central. Los síntomas más obvios de la leptospirosis en perros son:

  1. Un aumento en la temperatura corporal, a veces hasta 41 grados.
  2. Vómitos y diarrea.
  3. Letargo, disminución del apetito y negativa a comer.
  4. Trastornos de la micción.
  5. La aparición de sangre en orina y heces.
  6. Dolor severo, especialmente en la cavidad abdominal.

Las manifestaciones de la enfermedad dependen más de su forma.

Forma hemorrágica

La característica principal de esta forma de la enfermedad es el daño hepático severo. Uno de los síntomas de la enfermedad es el enrojecimiento de las membranas mucosas. Pueden aparecer úlceras y hemorragias en las membranas mucosas. Esto sucede en el tracto gastrointestinal, lo que conduce a la aparición de sangre en las heces. La enfermedad siempre se acompaña de fiebre alta y letargo.

En ausencia de un tratamiento oportuno, se desarrolla rápidamente insuficiencia renal, que se manifiesta por una violación de la micción e incluso su ausencia. Alto riesgo de muerte.

Forma ictérica

Con esta forma de leptospirosis, se observa ictericia grave. Se ve mejor en las membranas mucosas, pero también es visible en la piel cuando el cabello se separa. Los signos obvios de la enfermedad son diarrea severa y vómitos, queratitis y conjuntivitis pueden desarrollarse.

Al igual que con la forma hemorrágica, se desarrolla insuficiencia hepática y renal, pero la mortalidad es del 50-60%. La causa de la muerte puede ser la deshidratación.

Si encuentra los primeros síntomas de la enfermedad, debe consultar inmediatamente a un médico. Después de las pruebas de laboratorio, el médico diagnostica la enfermedad y prescribe el tratamiento. El tiempo perdido puede costar la vida de un animal.

Etapas y formas de la enfermedad.

Hay dos etapas principales en el curso de la leptospirosis:

  1. Etapa bacteriana: la multiplicación de microorganismos a través del sistema circulatorio después de la penetración en el cuerpo.
  2. Etapa tóxica: daño a los órganos internos e intoxicación grave del cuerpo. En esta etapa de la enfermedad, aparecen los síntomas.

Dependiendo del curso de la enfermedad, se distinguen varias etapas:

  1. Sharp La enfermedad se desarrolla a gran velocidad. En solo un par de días, se pueden desarrollar complicaciones en forma de rechazo por el trabajo de los riñones, el hígado y otros órganos internos. Alto riesgo de muerte.
  2. Subaguda La enfermedad avanza a un ritmo más lento (de 10 a 20 días). El peligro mortal se reduce.
  3. Crónico Si el cuerpo del animal logra sobrevivir a la forma aguda y subaguda, la enfermedad se convierte en una enfermedad crónica que puede durar de un mes a varios años. Las exacerbaciones pueden ocurrir con una disminución de la inmunidad, ya que es casi imposible recuperarse por completo de la enfermedad. Las bacterias permanecen en lugares inaccesibles y se activan en condiciones favorables.
  4. Latente o asintomático. La enfermedad no se hace sentir, pero el animal es portador de infección.

Tratamiento de leptospirosis para perros

La automedicación durante la infección con bacterias dañinas es inaceptable. El tratamiento siempre se lleva a cabo de manera integral. Por lo general, se llevan a cabo una serie de eventos:

  1. La destrucción de leptospira. El suero hiperinmune más utilizado contra la leptospirosis en perros. Representa una inmunidad "lista", ya que contiene anticuerpos que resisten los parásitos. El suero se administra una vez por inyección por vía subcutánea en la región escapular. Con la forma avanzada, se permite la administración repetida del medicamento, pero en una dosis media.
  2. Terapia antibiótica. Obligatorio de usar son los antibióticos. Muy a menudo, el médico prescribe bicilina o bencilpenicilina, aunque se pueden recetar levometicina, tetraciclina, kefzol u otros medicamentos antibacterianos. La dosis generalmente se calcula según el peso del animal: 20 mil unidades. por kilogramo de peso.
  3. Tratamiento sintomático Restaurar la manifestación de los síntomas ayuda a restaurar el funcionamiento de los órganos internos. La riboxina se puede recetar para fortalecer el músculo cardíaco y la vitamina C para los vasos sanguíneos. Essentiale o Karsil se prescribe para mejorar la función hepática. Los medicamentos antieméticos se usan para eliminar los vómitos. Restaurar el equilibrio agua-sal ayudará a las soluciones salino-acuosas y físicas.
  4. Fortalecimiento del sistema inmune. Para aumentar las defensas del cuerpo, se prescriben inmunomoduladores, así como complejos de vitaminas y minerales.

No menos importante es la dieta en el tratamiento de la leptospirosis. Nutrición necesariamente fraccionada, en pequeñas porciones, pero a menudo. La comida debe hervirse y la comida debe ser de alta calidad. Una dieta equilibrada es importante.

Prevención

En el corazón de las medidas preventivas está la vacunación. La primera vacuna contra la leptospirosis en perros se realiza a la edad de 2 a 4 meses. La revacunación se realiza después de 3-4 semanas. El procedimiento debe repetirse dos veces al año, porque con el tiempo, la inmunidad contra la enfermedad se debilita. Además, la vacunación debe realizarse en una epidemia.

El cumplimiento de reglas simples también ayudará a prevenir la infección por leptospira:

  1. Evitar el contacto con animales enfermos.
  2. Cuando viva en áreas rurales, no permita que haya roedores en el sitio.
  3. Asegúrese de que el perro no beba ni nade en cuerpos de agua con agua estancada.
  4. Trate inmediatamente los ectoparásitos.
  5. Mantenga limpios los platos, la ropa de cama y los artículos del hogar.
  6. Alimente a su animal solo con alimentos de alta calidad que hayan pasado varias pruebas.

La prevención de enfermedades es la mejor manera de garantizar que la salud animal sea segura, así que no descuide las recomendaciones simples.

También puede hacer una pregunta al veterinario del personal de nuestro sitio, que las responderá lo antes posible en el cuadro de comentarios a continuación.

Loading...